Hablar de sexo con la pareja

Sexualidad es tema tabú entre parejas

• No se habla abiertamente

Hablar sobre sexo continúa siendo un tema prohibido y las parejas no escapan de ello, aún entre ellas prevalecen tabúes

Por Angie López Arias [email protected]

Hablar de sexo abiertamente aún sigue siendo un problema para muchas personas, debido a los tabúes que hay alrededor del tema. Incluso para los miembros de la pareja, que se supone tienen gran confianza entre sí, no es un asunto que puedan tratar fácilmente, lo que puede conllevar problemas.

Y es que la vida sexual de las parejas es un elemento importante de la relación porque permite fortalecer el vínculo y es la máxima expresión del amor que se tiene, por ello es fundamental que conversen sobre lo que les gusta, lo que esperan del otro y lo que quisieran mejorar, a fin de tener una sexualidad placentera y satisfactoria.

Para lograr este objetivo, es necesario que mantengan una comunicación fluida, pero transparente, para que puedan llegar a acuerdos en el plano sexual y, sobre todo, que eliminen mitos que prevalecen, así como inhibiciones que impiden un disfrute pleno y sano de la sexualidad entre ambos.

“La sexualidad es un tema tabú y las parejas no escapan de eso. Lo primero que ambos deben hacer es entablar una comunicación fluida y reconocer la importancia de hablar con transparencia y sinceridad de su vida sexual, no pueden dejar de conversar sobre ello, o conversar a medias”, explicó el psicólogo Erick Quesada.

Represión

Es vital que la pareja reconozca la necesidad de enfrentar los prejuicios que pueden tener para así permitirse hablar más libremente de la sexualidad y disfrutarla. Si bien es cierto muchas creencias erróneas son aprendidas desde corta edad, la información y la educación adecuadas son las vías para desmitificar.

“Desde pequeños somos educados a través de una concepción negativa de la sexualidad, esa educación que infunda temores, vergüenza y culpas hace que las personas no hablen del tema, hablen poco o no expresen sus sentimientos, son programaciones tan primarias que se arrastran por años hasta la adultez”, afirmó el experto.

Esa es para muchos una actitud represiva, pero que lamentablemente aún se sigue enseñando, lo que provoca que las personas no puedan gozar de su sexualidad porque moralmente sienten que están comportándose mal, esto inevitablemente causa problemas en las relaciones de pareja porque la vida sexual comienza a fallar.

Esa misma educación también impone estereotipos con respecto a la sexualidad, por ejemplo, la sociedad demanda que sea el hombre el que tenga más conocimiento sobre sexo y que sea quien tenga la responsabilidad de dar placer a la mujer, mientras a ellas se les pide que deben ser más pasivas, no tomar la iniciativa y mostrarse desinteresadas en el tema, pues de lo contrario, se les critica socialmente, creencias que deben ser erradicadas.

Conceptos clave

Quesada indicó que en la sexualidad hay dos conceptos claves: placer y satisfacción. El primero de ellos se refiere al placer físico que se obtiene a través de los encuentros sexuales y tiene que ver con las prácticas placenteras como las caricias, los besos y la estimulación.

La satisfacción, por su parte, tiene que ver más con el disfrute emocional y con la intimidad que debe establecerse entre las dos personas. Ambos elementos deben estar presentes en una relación de pareja y tienen que ir de la mano, lo ideal es que ningún componente esté solo, ya que así en algún momento podrían sobrevenir conflictos.  Además de esto, es importante que hablen acerca de las prácticas de estimulación que más prefieren, porque cada uno es diferente, tanto ella como él tienen zonas más sensibles que otras, saben que es lo que les gusta más, la frecuencia que quieren de las relaciones sexuales e incluso tienen fantasías que quisieran compartir.

“Si no se habla de esas cosas entre la pareja, se acumularan frustraciones que pueden llevar a conflictos. Otro aspecto importante es que deben innovar porque de lo contrario caen en una rutina que hace que el encuentro sexual vaya perdiendo atractivo, es conveniente que experimenten y que varíen frecuencia, lugares, posiciones”, aseveró Quesada.  Para el psicólogo, es vital en los comienzos de la relación una buena apertura al momento de conversar, no guardar sentimientos ni malestares, sino que siempre deben hablar con claridad sobre lo que desean, a fin de que la vida sexual sea placentera y satisfactoria y puedan así fortalecer más aún el vínculo que les unió.

“La pareja que hace el amor y está conectada logra un nivel de intimidad profundo que enriquece y  fortalece el vínculo, es una expresión pura y sana del amor”, puntualizó Quesada.

Tomado de www.prensalibre.co.cr

Deja un comentario