Hablar de sexualidad con hijos adolescentes

Padres deben romper tabúes para educar a adolescentes

• En temas de sexualidad

Aún los padres de familia sienten vergüenza de conversar con sus hijos sobre sexualidad, lo cual debe cambiar para dotar a los jóvenes de herramientas

Angie López Arias: [email protected]

Para los padres, sigue siendo todo un reto el conversar con sus hijos adolescentes sobre sexualidad porque aún prevalecen los mitos y los tabúes, lo cual impide que esta población adquiera las herramientas necesarias para poder ejercer una vida sexual sana y responsable.

Una de las principales ideas erróneas que se conservan actualmente es que si a los jóvenes se les habla sobre sexo iniciarán más temprano a tener relaciones, lo cual no es cierto, pues más bien la educación correcta retrasa el inicio de la sexualidad.

El que los padres conversen con sus hijos al respecto, permite que éstos conozcan los riesgos e implicaciones que tiene una sexualidad de forma temprana y desordenada, por ello es que se insta primero a que tanto el padre como la madre se informen adecuadamente y puedan así educar a los adolescentes.

Con el fin de eliminar prejuicios y creencias erróneas es que el psicólogo Erick Quesada desarrollará el taller para padres de familia “Cómo hablar de sexualidad con mis hijos adolescentes”, el sábado 13 de junio de 2 p.m. a 5 p.m. en el Centro Bienestar en Barrio Dent.

Riesgos

Quesada aseguró que es urgente conversar con los hijos adolescentes sobre sexualidad, pues cada vez hay más embarazos en jóvenes en edades tempranas, pero ese no es el único riesgo, pues también se vuelven más vulnerables al contagio de enfermedades de transmisión sexual y a experiencias desagradables.

“Los mismos adolescentes están llenos de dudas y miedos debido a la desinformación, por ejemplo, hay jóvenes de 15 ó 16 años que no saben qué es una enfermedad de transmisión sexual ni cómo se transmite el VHI SIDA, incluso muchos no saben cómo se provoca un embarazo”, aseguró.

Es por eso que los padres tienen un papel vital en la educación de sus hijos, pues el hablar de estos temas les permite no solo informarse, sino también establecer una relación de confianza y de cercanía, lo cual es un factor de protección para muchas otras situaciones.

“Cuando los adolescentes cuentan con una persona adulta como apoyo, mejor aún si son los padres, es un factor de protección muy importante en términos de situaciones riesgosas en el ámbito sexual o en consumo de drogas, por eso es importante que cuenten con vínculos así”, manifestó Quesada.

Prohibido

Según Quesada, la sexualidad es un tema tabú, y es que a través de la historia hay represiones sociales que generan vergüenza en un tema que debe ser primordial de hablar, es un tópico complicado no en sí mismo, sino por la forma en cómo se ha abordado a lo largo del tiempo.

“Lo importante es que los padres se comuniquen con sus hijos, pero no les repriman. Prohibir por prohibir no da resultados, los padres deben ser elocuentes y por eso tienen que estar informados y comprender la manera en como actualmente viven los adolescentes, de lo contrario van a hablar otro idioma”, agregó.

Quesada dijo que los adultos se olvidan de sus vivencias de esa etapa de la vida y por ello no comprenden al adolescente, de ahí que la información que ellos tengan sea también tan importante, pues deben actualizarse sobre los riesgos actuales y las situaciones que se viven.

“Lo idóneo es que los padres asuman la posición más horizontal posible, no de forma autoritaria, a fin de que los jóvenes sientan que son comprendidos. Los padres tienen que ser muy honestos y decirles a los hijos que también tienen dudas, así será una relación honesta y transparente”, agregó.

Cuando hay una adecuada educación sexual los jóvenes sienten confianza con sus padres, lo cual se convierte en un factor de protección, además, el vínculo en general se fortalece. Se trata de prevenir situaciones de riesgo y fomentar una sexualidad sana y responsable, no llena de culpas y mitos.

Tomado de www.prensalibre.co.cr

Deja un comentario