Mi esposo(a) es homosexual

• Descubrir que pareja es homosexual

La infidelidad más dolorosa

• Un engaño amoroso implica un fuerte impacto emocional para la víctima, sin embargo cuando se descubre que la infidelidad es homosexual, la noticia es devastadora.

Angie López Arias
[email protected]

Una infidelidad es un fuerte golpe emocional para la persona que es engañada y es muy difícil de superar, pero cuando se descubre que la pareja tiene una relación homosexual la noticia es más que devastadora e impactante. Aunque parezca un relato basado en la famosa y controversial película “Brokeback Mountain”, en la que dos jóvenes mantienen una relación homosexual a escondidas, a pesar de que ambos están casados y tienen hijos, es lamentablemente una realidad cada vez más común. Esta situación es no solo dolorosa para quien es engañado, sino también para la pareja que comete tal infidelidad, para los hijos si los hay y para otras personas alrededor, porque todo el proyecto de vida que se construyó no es más que una mentira. La problemática se da porque muchas personas que son homosexuales buscan ocultar su realidad ante la sociedad por temor a las críticas y los señalamientos, en otros casos algunos no están realmente seguros sobre su orientación y piensan que al casarse o tener hijos todo cambiará, pero llevan una doble vida sin pensar en el sufrimiento que causarán a los demás.

Mentira

La psicóloga clínica Gladys Brenes comentó que esta situación es más común de lo que se piensa, porque en muchas personas existe una dificultad para reconocer su elección sexual y tratan de evitar ese sentimiento buscando relaciones del sexo opuesto. “Se dan la oportunidad de tener una relación para evitar lo que sienten, pero no son sinceros con quien se comprometen y ahí es cuando descubren que es muy difícil sostener eso contra sus propios deseos”, apuntó la especialista. Según Brenes, cuando una persona tiene dudas sobre su orientación sexual o está seguro de que es homosexual lo mejor es que se acepte tal cual, porque de esta forma no incurrirá en un engaño, pues de lo contrario actuaría de forma injusta y poco honesta con los demás. La especialista comentó que es más frecuente que esto suceda con hombres que son homosexuales, sin embargo también hay casos de mujeres que tienen una preferencia sexual por personas del mismo sexo, pero aún así buscan tener una relación con un hombre, y cometen de igual forma el engaño. “A la persona afectada lo que más le duele es el engaño, porque no solo su pareja le fue infiel, sino que lo hizo premeditadamente, porque se le utilizó para la evasión de enfrentar esa situación”, afirmó la psicóloga.

Doloroso

El hombre o la mujer víctimas de engaño se sienten frustrados, porque piensan que no pudieron satisfacer a su pareja adecuadamente, pero a pesar del amor no existen alternativas para cambiar el panorama, ya que no puede competir con el o la rival por lo que el enojo y la desilusión es mayor. “Es muy difícil para esa persona darse cuenta de lo que ocurre. Puede sentir vergüenza social porque le da pena que otros se enteren de eso y si hay hijos todo se complica, porque es muy duro para ellos enterarse. Se debe asumir un duelo, hay que sufrir y enojarse por la situación”, agregó Brenes.

Por su parte, el psicólogo Erick Quesada manifestó que es un impacto muy fuerte emocionalmente, porque la persona se siente traicionada e incluso siente culpa y le atormentan cientos de preguntas como ¿por qué me escogió a mí?, ¿será que no fui suficiente mujer o hombre?, ¿qué busca en otra mujer o hombre que no encontró en mí?

“Hay personas que quedan devastadas, pero deben entender que si su pareja resultó ser homosexual o bisexual, esa condición no la puede cambiar. Para quien engaña lo mejor es que busque ayuda, es más sano para sí mismo y para los que le rodean”, dijo Quesada. Ambos especialistas consideran que el o la afectada debe hablar y expresar los sentimientos que tiene, sacar la ira, la cólera, el enojo y la tristeza, es importante acudir a la ayuda de un especialista, porque el golpe es muy fuerte, pero sobre todo no sentir culpa de nada.

Señales

La psicóloga Brenes dijo que hay señales que hacen sospechar a la persona sobre la conducta de su pareja, también pueden haber comentarios de familiares o amigos que le hagan dudar. Sin embargo, aunque los mensajes pueden ser muy claros, en muchas ocasiones la persona hace caso omiso ante cualquier elemento indicador, porque prefiere no pensar en eso o considera que, si es así, es una condición que puede cambiar. “Algunos hacen caso omiso queriendo que no sea verdad y no quieren confirmarlo. Hay que estar preparado para darse cuenta de los mensajes y enfrentarlo, lo peor es dejar pasar los mensajes sin confrontarlos y aclararlos”, aseveró la psicóloga. Quesada dijo que muchas veces las señales son imperceptibles y muy sutiles, por lo que es difícil sospechar pero, si hay duda, comunicársela a la pareja de la forma más respetuosa, pero exigiendo transparencia y honestidad.

Tomado de www.prensalibre.co.cr

1 comment for “Mi esposo(a) es homosexual

  1. may66
    18 Julio 2013 at 16:12

    Según leía pensaba que estaba describiendo mi situación, he estado casada sin saberlo con un homosexual durante 21 años, tengo dos hijos un chico de 19 y una chica de 15. Sabía que algo no funcionaba, pero no me imaginaba el desenlace.
    Descubrirlo supuso un golpe emocional fortísimo, pero lo que más me dolió fue el engaño. Me sentí como una tapadera social para la persona a la que yo había entregado los mejores años de mi vida.
    Después de dos meses investigando sus movimientos lo descubrió mi hija y aún así suplicaba que lo perdonara y permaneciera en casa.
    Supongo que algún día podré perdonarlo y tener una relación cordial con él, pero hoy hace un mes que abandoné mi casa y me fui a vivir con mi hija, las dos estamos recibiendo ayuda psicológica para superar el trauma.
    Desde estás líneas le pediría a los que están en la misma situación que no causen más dolor. Casarse sabiéndolo es la traición más dolorosa hacia la otra parte y si lo descubren después creo que es menos traumático admitirlo que ocultarlo.
    Es un drama tremendo para todos, hablo desde mi experiencia.

Deja un comentario