Noviazgo en niños y adolescentes

• Noviazgo en niños y adolescentes

El amor debe aparecer cuando haya madurez

• Hoy en día los niños y más grandecitos “queman” etapas al entablar relaciones de noviazgo cuando aún no están preparados para ello.

Angie López Arias
alopez@prensalibre.co.cr
Foto: Photos.com

Aunque no son relaciones serias ni formales, muchos niños y adolescentes entablan noviazgos en edades en las que no están preparados ni física ni emocionalmente “quemando” así, diversas etapas de la vida. Y es que a pesar de que no existe una edad establecida para decir cuándo tener un noviazgo y cuándo no, lo ideal es que la niñez se viva como tal; con juegos, risas, alegrías e inocencia y no sufriendo desde edades tan tempranas por un “amor”. De igual forma sucede durante la adolescencia pues aunque ya los muchachos tengan un poco más de edad, atraviesan por una etapa indicada para conocer amigos, disfrutar del colegio y estudiar, además pasan por una serie de cambios físicos y emocionales. La psicóloga Gladys Brenes comentó que los niños y adolescentes que tienen un noviazgo, aunque sea informal, pueden vivir sensaciones de abandono, dolor y sufrimiento cuando en realidad no les toca, por lo que recomendó que lo ideal es posponer esa etapa los más que se pueda. “Lo ideal es que la niñez, la juventud y la adolescencia se deben vivir como etapas separadas. Cuando se da un noviazgo por experimentar no está mal, pero si hay celos o es una relación muy seria, no se disfruta de la etapa que se vive. Pueden ser por espacios cortos y rápidos y no como una vivencia de adultos”, dijo Brenes.

Madurez

Según la psicóloga, el noviazgo serio puede comenzarse cuando los chicos vayan saliendo de la secundaria pues a esa edad ya se posee cierta madurez que se requiere para entablar una relación sentimental. “La niñez y adolescencia son etapas para conocer amigos y si entablan una relación podrán sufrir y creerán que la persona que conocieron es con la que quieren estar toda la vida y eso no es así, tiempo mucho más por vivir”, aseguró Brenes. Por su parte, el psicólogo Erick Quesada comentó que no hay una edad específica para determinar cuándo es conveniente un noviazgo pues esto depende del grado de madurez que tenga la persona y depende de qué tan informados estén sobre todo lo que gira en torno a una relación de pareja a edades tan tempranas. “Un joven que no está preparado para una relación de noviazgo puede vivir una experiencia traumática que dejará secuelas que distorsionarán el significado de lo que es una pareja o la sexualidad. Si son menores de edad están aún bajo el cuido de sus padres y la prioridad en ese momento es el estudio y los procesos de formación, no un noviazgo”, dijo Quesada.

Supervisión

La psicóloga Marielos Hernández comentó que la madurez es un elemento que entra en juego en una situación como esta, pero más que eso aseguró que los padres deben estar al tanto de las amistades o los “novios” que tengan sus hijos, no desde una actitud de persecución, sino de diálogo claro y franco que vaya de la mano con la madurez emocional del menor. Para la especialista, es de vital importancia que los niños o adolescentes cuenten con adultos alrededor que puedan orientarlos sobre una relación por más informal que sea, lo ideal es que los padres tengan una actitud tolerante pero no permisiva, lo mejor es entonces el diálogo y la comunicación para que el enseñan al menor a cómo manejar esas situaciones. Hernández explicó que ahora se vive un movimiento social que hace que la infancia se acorte haciendo que la adolescencia se extienda, es decir, los niños desde los 7 u 8 años tiene actitudes de adolescentes o realizan actividades que son para más grandes.

Etapas

El psicólogo William Ramírez explicó que el niño va pasando por diversas etapas que debe vivir, las cuales le irán dando la madurez que requiere para llegar a convertirse en adultos. “A los 7 años termina la importancia que tiene la relación con los padres. En la etapa escolar aprende la parte de incorporación de normas y leyes lo cual es parte de la socialización. Lo más importante en este período es la relación con sus iguales”, dijo Ramírez. Según el especialista, los seres humanos nacen con el “encargo” de conservar la especie, por lo que para cumplir con tal fin, a cierta edad se vuelva la mirada a las personas del sexo opuesto. “Es necesario que se consolide la diferencia de sexos. Este proceso culmina con la edad adulta donde ocurren los cambios del cuerpo y la aparición de caracteres sexuales secundarios lo cual es una preparación para ese encargo social, ahí aparece lo que se llama noviazgo”, indicó Ramírez. El especialista explicó que existe lo que se conoce como factores perturbadores del desarrollo que en este caso podría ser el noviazgo si se presenta antes de la edad conveniente lo cual conllevaría consecuencias psicológicas y emocionales para la persona. “Por un ajuste adecuado al medio, es recomendable que se den períodos porque de lo contrario se va a notar que está desfasado y habrá diferentes conductas que lo van a marcar”, aseveró el psicólogo.

Tomado de www.prensalibre.co.cr