Relaciones de pareja sanas

Relaciones sanas hacen crecer a las parejas

· En todos los ámbitos


Cuando una relación es sana, los conflictos se solucionan fácilmente, por la comunicación efectiva que emplea la pareja

Angie López Arias [email protected]

Las relaciones de pareja son una parte importante de la vida de las personas, por ello, lo ideal es que se trate de vínculos sanos que  permita a sus miembros crecer en todos los ámbitos, pues se sienten amados, tienen el apoyo de alguien a su lado y tienen las ganas suficientes para llevar adelante proyectos que se tracen.

Cuando una pareja está en una relación que edifica, ambos se sienten a gusto con su compañía, pero, sobre todo, a diario experimentan la ilusión de estar juntos y compartir las cosas buenas y malas que se presenten, ya que están en la capacidad de superar cualquier adversidad que pueda amenazar la tranquilidad que viven.

El que una relación sea sana no quiere decir que la pareja no va a experimentar problemas, la diferencia está en que los saben solucionar de forma efectiva, porque cuentan con las herramientas necesarias para aplicar una comunicación certera, con la que pueden entablar un diálogo en el que expresen sus sentimientos.

Todas las relaciones interpersonales van a atravesar por conflictos, por lo que no se trata de creer que una relación adecuada es aquella en la que no existen problemas, pues esto sería un pensamiento utópico, pero si la pareja se ama, se respeta y conoce la mejor manera para comunicarse, podrá afrontar las crisis.

“Una relación sana no es la que no tenga discusiones sino aquella en la que las discusiones le dejan algo positivo a la pareja, la mayoría de las veces las parejas superan sus conflictos y sus discusiones para llegar un nuevo punto de equilibrio, las no sanas pelean y pelean y no logran un punto de equilibrio. Ahí es donde las habilidades cumplen un papel fundamental, porque la discusión se suele llevar a buen fin”, explicó el psicólogo Erick Quesada.

Habilidades

Quesada comentó que las parejas que tienen relaciones sanas poseen ciertas habilidades, pero la más importante es la que les permite comunicarse positivamente, es decir, hablan sin temor de lo que sienten, son respetuosos en todo momento, piensan bien antes de tomar una decisión y entablan verdaderos diálogos sin problemas.

“Hay formas de comunicarse que son inadecuadas y por eso se guardan resentimientos, se hacen reclamos y se toman represalias. En una relación sana, la pareja tiene capacidad de negociar y aplican el esquema ganar-ganar para sacar el mayor aprendizaje de la situación y poder llegar a un acuerdo que beneficie a los dos”, aseguró Quesada.

Para Quesada, las parejas que poseen relaciones saludables están abiertas a los cambios propios de la vida que pueden alterar su rutina, por ejemplo, un cambio de trabajo o de horarios o transformaciones que van más allá del interior de la pareja como cuando nacen los hijos o cuando crecen y entran a etapas difíciles.

“La idea es no acumular resentimientos ni cólera, se trata de ir al día diciendo lo que se siente y lo que molesta. La comunicación no solo tiene que ser para pleitos, sino para tomar decisiones importantes y expresar lo que cada uno percibe de la relación que tiene”, aseguró el especialista.

Saludable

Quesada manifestó que la pareja sabe cuando está en una relación sana porque los dos sienten ilusión, entusiasmo, ganas de estar juntos y compartir, se pueden visualizar a futuro y verse bien o mejor de lo que están, confían cada uno entre sí, sienten un respaldo y un apoyo (no de codependencia), se sienten comprendidos y piensan en un proyecto en conjunto.

Las personas saben muy bien cuando están en una relación adecuada por lo que sienten en su interior y porque se refleja en los demás ámbitos de la vida; el tener tranquilidad en el plano sentimental, le permite a la persona emprender sus demás proyectos con mucho más ánimo y empeño porque tiene una motivación importante.

Por el contrario, cuando la pareja siente que está en medio de una rutina en la que todo es igual y predecible, viven en medio de conflictos constantes, experimentan enojo, molestias y frustración y no pueden mantener una conversación, es el momento en que la relación debe experimentar un replanteamiento.  “Cuando la pareja atraviesa por una situación así, es el momento indicado para conversar y replantear la relación porque estos problemas se suman y pueden llevar a un gran conflicto, a veces es solo cuestión de buscar una solución a las cosas, conversar y llegar a un acuerdo”, agregó el experto.

Tomado de www.prensalibre.co.cr