Soltería

• Optan más por esta decisión

Soltería gana terreno en personas

• En los últimos años, muchos hombres y mujeres deciden quedarse solteros y no tener una pareja estable motivados por diversas razones.

Angie López Arias
[email protected]
Foto: Photos.com

Son muchas las razones que motivan a una persona a tomar la decisión de quedarse soltera y pasar el resto de sus vidas sin alguien con quien compartir lo cual se ha convertido en un estilo de vida que ha tomado auge en los últimos años. Antes, hombres y mujeres buscaban a cierta edad una relación establece con una persona con la cual pudieran unir sus vidas para siempre y formar así una familia, sin embargo ahora las prioridades han cambiando y muchos prefieren seguir su camino de manera individual. Esta era una decisión más de la población masculina que de la femenina pero ahora las mujeres están más inmersas en el mundo laboral y profesional, por lo que con una familia se les hace más complicado desarrollarse plenamente y deciden postergar el matrimonio. “A los hombres se les refuerza el tener una vida de solteros y ven el matrimonio como la culminación de la etapa de soltero codiciado. Ahora se marca la tendencia en mujeres que son profesionales y trabajan y entran en la disyuntiva de elegir entre la vida profesional y el matrimonio”, explicó la psicóloga de Enfoque a la Familia, Elizabeth Aguilar.

Muchas razones

Para Aguilar son muchas las razones que hacen que una persona elija la soltería, entre ellas el cumplir con la carrera, además porque ahora las relaciones de pareja no poseen bases fuertes para construir una relación de por vida, son más fugaces y más superficiales. “Otra razón es el divorcio de los padres, muchos hijos ven su relación de pareja basada en la experiencia de los padres, entonces deciden no casarse y crean un concepto negativo de la pareja, si bien deben entender que lo de sus padres no funcionó, pero lo de ellos sí”, afirmó la especialista. Por su parte, el psicólogo Erick Quesada explicó que quedarse solteros puede deberse a que las personas descubren que no son para estar con una sola persona, es decir, pueden tener otras relaciones sin establecer compromiso y hacerlo como parte de su propio proyecto de vida. “Al ser el matrimonio una institución en crisis, es normal que cada vez más personas busquen otras opciones de vida diferentes y una de ellas es la soltería”, comentó Quesada.

¿Adecuado?

Aunque es una decisión personal, los especialistas consideran que no es del todo adecuado que las personas vivan en soltería, perdiéndose de compartir cosas hermosas con otra persona y de formar una familia. “No es bueno porque el estado óptimo de una persona es estar acompañada, así fue la primera relación que Dios instaló en el mundo, no es lo mismo el amor de amigos que el amor de una pareja, todos necesitamos esa persona que cumpla las metas junto a mi vida y construir un futuro prometedor”, consideró la psicóloga de Enfoque a la Familia. Para la especialista, todo se debe a que se ha desvirtuado y se han manejado mal los matrimonios porque hay un concepto erróneo de lo que es una relación de pareja en la que primero se establece una amistad y luego un noviazgo para por último construir un matrimonio sano. Cabe la posibilidad de que muchas de las personas que eligieron quedarse solteros en su juventud lleguen a arrepentirse más tarde porque sienten que viven en soledad y si es así, nunca es tarde para el amor pues aún existe la posibilidad de encontrar una pareja. Quesada, por su parte, afirma que existe la necesidad de que la persona establezca vínculos sanos y afectivos profundos con diferentes personas, sin embargo no todos tiene la necesidad de tener un vínculo con una única persona y a través del matrimonio.

Involuntaria

Hay dos tipos de soltería; la voluntaria y la involuntaria. La primera es la descrita anteriormente donde la persona toma tal decisión, mientras que la segunda es cuando las personas quieren establecer una relación pero no encuentran pareja. “En estos casos la persona lo hace no porque lo haya decidido sino porque no encontró la persona con quien hacer su vida de pareja. Puede ser que tenga dificultades en sus relaciones interpersonales lo cual le frustre a lo largo de su vida”, dijo Quesada. La psicóloga Elizabeth Aguilar considera que esto crea mucha frustración en la persona porque es una meta que no logró concretar. Por lo general son personas con problemas de autoestima que repiten patrones de parejas anteriores, que no son las adecuadas. “Sufren de depresión al sentirse rechazados a nivel de pareja y se enojan con la vida porque sí quieren casarse y tener hijos. Es muy problemático, tanto emocional como psicológicamente”, dijo Aguilar. Por suerte, la mayoría de personas lo toma como una elección personal, decisión que va en aumento.

Tomado de www.prensalibre.co.cr

Deja un comentario