Timidez

• Es una condición que afecta sus vidas

Los tímidos deben atreverse a cambiar

• Hay quienes sufren de tanta timidez que se les dificulta realizar actividades simples y cotidianas, por lo cual enfrentan problemas sobre todo en cuanto a relaciones interpersonales

Angie  López Arias
[email protected]
Foto: Photos.com

 

Hay quienes se sonrojan si alguien les habla, tiemblan cuando tienen que preguntar algo y mueren de nervios si deben enfrentarse a una numerosa cantidad de individuos. Esas son las características principales de una persona tímida, a quien se le dificulta relacionarse asertivamente con otros.

La timidez es una condición que sufren muchas personas y consiste en la carencia de habilidades sociales, para poder establecer relaciones interpersonales y enfrentar situaciones, tan cotidianas y simples, como el tener que hablar en público y entablar una conversación con un desconocido.

“En algunos casos la timidez puede ser tal que dificulte a la persona desenvolverse adecuadamente. Les afecta la calidad de su vida, porque puede condicionar un montón de vínculos y les impide enfrentarse a situaciones que se dan todos los días”, explicó el psicólogo Erick Quesada.

El especialista comentó que los adultos experimentan cosas nuevas todos los días; como tener que interactuar con desconocidos y tener contacto con diferentes personas, por eso si la timidez es muy fuerte, puede afectar muchas áreas de la vida como su desarrollo social.

Impacto

Quesada dijo que incluso la timidez puede hacer que una persona desista de hacer muchas cosas sencillas, porque lo que se le dificulta la comunicación, incluso pueden fallar en las relaciones de pareja porque la timidez puede hacerlas temer de expresar sus sentimientos, o por el contrario, por culpa de la ansiedad asociada a la timidez, dejan una mala impresión.

En entrevistas de trabajo, por ejemplo, podrían también tener problemas, ya que no pueden expresarse con soltura y facilidad, de igual forma les es difícil entablar relaciones de amistad, es decir, todas las áreas de la vida de una persona tímida se ven seriamente afectadas.

En ocasiones la timidez puede ser parte de un trastorno, llamado fobia social, que contempla factores psicológicos de fondo, y tiene como una causa, una deficiencia a nivel de neurotransmisores, eso le produce temor intenso de hablar en público y enfrentarse a nuevas situaciones.

“Es una condición más intensa de forma más estructurada, la persona puede tender a ruborizarse con facilidad, evita situaciones sociales y desenvolverse en espacios sociales, es más que una simple timidez”, aseveró el psicólogo.

Desde la niñez

Según comentó Quesada, los orígenes de la timidez se encuentran desde la infancia y tiene que ver con una baja autoestima y mal autoconcepto que tiene la persona de sí misma; si un niño tiene una alta autoestima es de esperar que actúe con seguridad y confianza, de lo contrario, es muy difícil.

En la niñez esta condición de timidez se detecta cuando son niños temerosos de enfrentar a la gente y les da miedo de hablar y socializar con otros pequeños, también son sumisos, callados y les cuesta poner límites. Ellos son conscientes de su actitud y sufren por eso.

La timidez se debe tratar con terapia psicológica, pues se busca fortalecer la autoestima de la persona, también se quiere desarrollar habilidades sociales en la persona, para que pueda eliminar su temor de enfrentarse a la gente, las cuales tienen que ver con una comunicación asertiva, con el establecimiento de límites claros y saber identificar los sentimientos y su origen, el fin es que la persona confié en sus capacidades y se de cuenta que es capaz de interactuar con otros.

Vencer la timidez

-Se requiere un proceso paulatino de sensibilización de eventos o situaciones que generan ansiedad asociada a la timidez.

-Es conveniente que la persona se establezca metas paulatinas, por ejemplo, hablar en público con pocas personas e ir aumentando la cantidad, así superará esa dificultad.

-El abordaje emocional permite ver los condicionamientos de fondo.

-Debe ir enfrentando poco a poco las situaciones hasta que, por sí mismo, vea que lo puede lograr.

Fuente: Psicólogo, Erick Quesada.

 

Tomado de www.prensalibre.co.cr

 

Deja un comentario